viernes, 26 de febrero de 2016

KIKO MARTÍNEZ Y SU PEGADA, CONTRA SANTA CRUZ Y LOS PRONÓSTICOS

JESÚS MÍNGUEZ
AS.com

Kiko Martínez frente a todo. Así se presenta la previa del Mundial de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) del pluma, que enfrentará la madrugada del sábado al domingo en Anaheim (California) al español contra el invicto Leo Santa Cruz (32-0-1).
Contra todo porque el mexicano no ha perdido nunca y ha finiquitado 17 combates antes del límite. Porque las apuestas dan vencedor al Terremoto (1.10 se paga, frente a 7 euros el triunfo del español). Porque las gradas del Honda Center rugirán repletas de mexicanos afincados en Estados Unidos para apoyar a un púgil que, con 27 años, ha sido campeón mundial en el gallo, supergallo y el pluma. Porque Kiko prueba en un peso (pasa de los 55,338 kg del supergallo a los 57,153 del pluma) en los que Santa Cruz parece tener más encaje al medir seis centímetros más que el de Torrellano y disponer de un mayor alcance.
Pero Kiko, que viene de abajo, no se arruga. “LLego decidido a ganar y voy a demostrar a los mexicanos que también soy un guerrero”, anuncia. Él ya se proclamó campeón mundial del supergallo en su estreno en EE UU en 2013 frente al Momo Romero y en sus puños esconde una pegada descomunal (35-6-0 con 26 Ko’s). A ella se encomienda para convertirse en el segundo español en proclamarse campeón mundial en dos divisiones, tras Javier Castillejo. Con 27 años, para Kiko el dinero y la gloria pasan por ganar a Santa Cruz (hacia las 03:00 en PPV por Marca.com). Ambición, potencia y hambre es el cóctel de Kiko para tumbar al mexicano... y a los pronósticos.