viernes, 21 de julio de 2017

25 AÑOS DEL SUICIDIO DE URTAIN

GERMÁN GARCÍA
Marca.com

José Manuel Ibar, más conocido por Urtain, nacido en Aizarnazábal, Guipúzcoa, fue un boxeador que nunca conoció el miedo hasta que la mañana del 21 de julio de 1992 saltó del undécimo piso del edificio de la calle Fermín Caballero a sus 49 años. Han pasado 25 desde que uno de los ídolos del boxeo español decidiera poner fin a su existencia, una estocada letal para una brillante carrera. Urtain murió como vivió, de una forma vertiginosa, entre escándalos y polémicas. Sin embargo, nada eso eclipsaba su empuje, fortaleza y capacidad para demoler a sus adversarios y convertirse en un fenómeno social del pugilismo.'El Tigre de Cestona', otro apodo que se le adjudicó, fue el fiel reflejo del joven pobre, sin un gran porvenir que alcanzó la grandeza. Nadie se imaginaba que alguien que trabajó en una fragua, como albañil, y que a los 18 años comenzó a practicar deportes vascos como el levantamiento de piedras, que llegó a levantar bloques de 250 kilos y batió récord al levantar 192 veces la piedra de 100 kilos, iba a culminar su destino en el boxeo. Pero, como diría Carlos Toro, "el boxeo es un animal rencoroso", todo lo que le había otorgado a Urtain, también le fue arrebatado.
Primeros pasos
Hay tres personas claves para que Urtain se convirtiera en boxeador: el preparador Almazor, José Lizarazu, propietario del Orly y Aurelio Sabadell, empresario de San Sebastián. Una vez que había aprendido el abecé del boxeo lo demás vendría por añadidura. Esa pegada que fue capaz de derribar a sus primeros 30 oponentes por la vía del 'nocaut' era un don divino. Desde su concepción, Urtain tuvoel talento de provocar asombro y éxtasis en el boxeo: una pegada capaz de derribar murallas. Momento de gloria
No sé puede hablar de Urtain sin recordar su grandeza sobre el cuadrilátero. Su punto álgido ocurrió el 3 de abril de 1970. La época de oro del boxeo español se alimentó aún más, cuando 'El Tigre de Cestona' se coronó campeón de Europa de los pesos pesados en el Palacio de los Deportes. El alemán Peter Weiland, hasta ese momento rey europeo, no soportó más la pegada del vasco, y se desplomó en el séptimo asalto ante el delirio de los aficionados. Nadie pudo contar mejor la historia de esa noche que el gran cronista de diario MARCA, Manuel Alcántara, que tituló la crónica 'Safari de medianoche' y empezó de la siguiente manera: "Estaba roto, desarbolado, pretendiendo aspirar por la boca el aire mezclado con nubes de nicotina. Ya se barajan los títulos ("Más dura ha sido la caída", "El ídolo de barro") cuando, en un supremo esfuerzo, en un alarde coronario de temple combativo, el 'Morrosko' se fue para para el gigante dispuesto a jugarse el todo por el todo. Su nariz sangraba y había recibido más golpes que en todas sus anteriores peleas junta, pero su afán destructor era incontenible. Sabía que jamás podría ganar por puntos y el 'Ahora o nunca!' le ascendió del bravo corazón hasta los oídos...Tras dos combates posteriores, ante Charlie Harris y Karl Heinz Brunnholz ambos derrotados por KO, defendió su título en la Plaza de Toros Monumental en Barcelona contra el alemán Juergen Blin. Fue un combate muy parejo y cerrado en las tarjetas para los cronistas presentes, sin embargo el ganador fue Urtain, en una batalla sin cuartel donde los dos contendientes visitaron la fría lona. La racha de 'nocaut' había concluido, pero su título aún le pertenecía. Una dolorosa derrota ante Cooper, rival de Ali
La segunda defensa del cetro europeo de los pesos pesados fue el 10 de noviembre de 1970 frente al británico Henry Cooper, con 16 años de experiencia en el boxeo profesional hasta ese momento. Era como popularmente se dice 'un viejo zorro', más débil que Urtain supo boxear y evitar las embestidas del púgil español. Al final, el resultado llenó de lamentos a sus seguidores: cayó abatido en el noveno asalto. Así contó Manuel Alcántara, enviado especial de MARCA, la derrota: "Transcribo, sin añadir ni rectificar nada, las notas tomadas a vuelapluma durarte el octavo asalto: "Sigue la sangre de U. Arremete. Cabeza. Amonestación. Ojo derecho cerrado totalmente. Manda la izquierda de Cooper. Es maestro en salidas y entradas del cuerpo a cuerpo. Aspecto sobrecogedor de Urtain. No hay nada que hacer". El regreso y caída de las alturas
Un año después en diciembre de 1971, Urtain regresó a las alturas de los pesados europeos al derrotar a Jack Bodell por KO y retomar el cetro de Europa, para luego perderla nuevamente por puntos contra el ya conocido alemán Juergen Blin en junio de 1972. El púgil vasco trató de llegar a la cúspide por tercera ocasión en 1977, no obstante cayó KO contra el belga Jean-Pierre Coopman. Fue la última pelea de un hombre que nunca pensó caminar sobre las alturas, obtener fama y dinero. Ganó 56 peleas, perdió 11 veces y empató en cuatro ocasiones. Aquella mañana de 1992, Urtain dijo adiós porque ya no tenía fuerzas ni dinero para enfrentarse al mundo. Endeudado y con sus negocios evaporados, tampoco le quedó el respaldo de su esposa e hijo que soportaron muchas tempestades a su lado. Urtain se 'auto-noqueó' sobre el asfalto, tirándose del balcón. Murió la persona, pero su mito sigue vivo.

lunes, 17 de julio de 2017

LAS 4 CLAVES DEL MAYWEATHER VS. McGREGOR

JOEL DEL RÍO
Marca.com

Una fiesta para el boxeo. Floyd Mayweather y Conor McGregor regalaron a los fanáticos de los deportes de contacto una espectacular gira promocional. Cuatro fueron las localizaciones elegidas -Los Ángeles, Toronto, Nueva York y Londres- para promover el que será el mayor espectáculo pugilístico de los últimos tiempos, donde dos campeones de diferentes especialidades se subirán al ring del T-Mobile Arena de Las Vegas el próximo 26 de agosto para marcar un antes y un después a un deporte que parecía estar de capa caída.La tensión no cedió ni un sólo día. 'Money' y 'The Notorious', auténticos reyes a la hora de vender combates, no defraudaron en ninguna de las cuatro ciudades de su gira promocional. Provocaciones, insultos, dinero por los aires y hasta una 'pelea' de guardaespaldas... los 'cara a cara' entre McGregor y Mayweather han dejado infinidad de momentos únicos. Y, entre dardos envenenados, los artistas marciales han dejado cuatro claves para saber como será el combate de los mil millones de dólares.
1.- La guerra psicológica será importante
Ha pasado mucho tiempo desde que Mayweather no acudía a su lado más provocador para tener que vender un combate. En sus últimos combates, el boxeador simplemente buscó la perfección y, la posibilidad de que pudiera perder su primer combate... eran reclamos suficientes para el aficionado. Sin embargo, ante McGregor se ha visto obligado a volver a sus inicios. El irlandés cuenta con suficientes habilidades como para desarmar a cualquier luchador. La guerra mental se ha convertido en una marca registrada de Conor. Desde el primer día ha tratado de minar la confianza del boxeador aprovechando varios municiones (violencia doméstica y problemas con el fisco). Los últimos ejemplos más claros en los que McGregor ha destrozado mentalmente y físicamente a sus oponentes son José Aldo y Eddie Álvarez. Floyd tendrá que tener cuidado para que 'The Notorious' entre en su cabeza.
2.- Sacarán tajada de todo el evento
Mayweather y McGregor recibirán mucho dinero por pelear, pero también sacarán tajada de sus compañías de promoción. 'Mayweather Promotions' y 'McGregor Sports and Enterteiment' participaran en la promoción del evento del año. La estrella de la UFC llevaba tiempo queriendo entrar en el mundo de las promociones de eventos deportivos y llevar las carreras de algunos luchadores y por fin, lo ha conseguido. Su empresa, que tiene menos de un año, lidera uno de los carteles más importantes de los últimos años.
Segundo 'face to face' cargado de rabia y carcajadas entre Mayweather y McGregor
3.- Pase lo que pase, no llegarán a los 12 asalto
'Mystic Mac' ha asegurado desde el primer día que el combate terminará por la vía rápida. "Lo noquearé en el cuarto asalto. La ferocidad, el impulso, jamás ha experimentado nada parecido. Mayweather acabará besando la lona". Las posibilidades de su victoria disminuirán con cada asalto que pase y Conor es consciente de ello. El ataque del luchador irlandés, basado en parte a su potente contragolpe, será el centro de todas las miradas. McGregor intentará convertirse en el primer luchador que consigue descifrar la defensa de Floyd, todo un problema matemático. Sin embargo, al centrarse en el ataque, descuidará su defensa.Cualquier 'novatada' de McGregor, la aprovechará el boxeador para mandarle a la lona. "Puedes elegir la forma en la que quieras perder: de frente o de espaldas", aseguró 'Money'. El luchador irlandés se subirá a un ring de manera profesional por primera vez en su historia y lo podría pagar muy caro. El tiempo, los guantes y las reglas... todo estará en contra de McGregor por lo que será difícil que el combate se decida por puntos.
Mayweather Vs Mcgregor Round 4: el último cara a cara antes del combate
4.- El combate entre Mayweather-Pacquiao hizo especial daño al boxeador norteamericano. Miles de memes invadieron las redes sociales para criticar las 'carreras' defensivas de Floyd. El combate del siglo defraudó a unos niveles tan grandes que el boxeo acabó saliendo perjudicado y el blanco de todas las críticas fue Mayweather. Pocos fanáticos le apoyarán el 26 de agosto.Las ganas de que por fin pierda un combate hará que crezcan los seguidores del luchador irlandés. Además, McGregor tiene una facilidad pasmosa para ganar adeptos y detrás, tendrá rugiendo a todos los seguidores de las MMA que intentarán desbancar al boxeo como el mejor deporte de contacto.Toda Irlanda estará con él. En todos los combates de McGregor, las gradas de los eventos se tiñeron una y otra vez de verde. El artista marcial tendrá toda una marea verde que no parará de corear el nombre de su héroe para llevarle en volandas hacia la victoria.

miércoles, 12 de julio de 2017

SE ABRE EL TELÓN DEL MAYWEATHER VS. McGREGOR

ÁLVARO CARRERA
AS.com

Entradas agotadas, largas colas, nervios, gritos y mucha emoción. Sí, el Mayweather vs McGregor interesa. Desde su anuncio fue criticado por muchos y alabado por otros tantos, pero llegada la hora se ha convertido en un espectáculo que ha encandilado a aficionados, y no tanto, del boxeo y las MMA. Pronto se catalogó como la pelea del siglo, sólo el ring puede decidirlo… pero antes ‘Money’ y ‘The Notorious’ han logrado crear la pelea más mediática que se recuerda en años. Son reyes del espectáculo y Los Ángeles fue el primer lugar donde lo demostraron.
Conor McGregor fue el primero en aparecer. Traje azul, corbata rosa… un pincel. El irlandés se gustó, aprovechó el escenario e interactuó con sus fans. Mayweather apareció después. En vaqueros y con una sudadera en la que predominaba la bandera de Estados Unidos. Diferentes estilos, también en su primer cruce miradas. Los dos se plantaron con un metro de distancia. Mayweather era un témpano, McGregor comenzó a provocar… no había lugar. Llegó el tiempo del micrófono.
Cada palabra era coreada por el público, los fans estaban entregados. Buscaron el show y conectaron con los fanáticos. McGregor atacó primero: “viste unos pantalones, no tiene dinero para un traje”, donde más duele: en sus posibles problemas de dinero. Después, en su turno de palabra, Mayweather contrarrestó: “Conor es un luchador de 6 o 7 cifras, yo soy de 9”, y ahí apareció el cheque de la pelea. Descalificaciones, insultos y dos predicciones. “Le noquearé en el cuarto asalto”, apuntó McGregor. “Le noquearé”, replicó Mayweather.
Durante la elocución de McGregor a Money se le vio frío. No así al irlandés, que interrumpió al estadounidense. Los estilos eran muy diferentes, pero Mayweather siempre fue ‘diesel’ y acabó encendido. “Vamos al cara a cara”, así terminó su discurso. Sólo la gorra de Mayweather separó ambas caras. Retos, retos y más retos, pero sólo a unos centímetros de distancia. Dana White les separó. No va más, el primer asalto ya termino. Mañana, en Toronto, será el segundo.