miércoles, 23 de enero de 2019

LESIÓN OCULAR DE MANNY PACQUIAO EN SU COMBATE ANTE BRONER


ÁLVARO CARRERA
AS.com

Las alarmas se encendieron en el entorno de Manny Pacquiao (61-7-2, 39 KO). El filipino, de 40 años, venció el pasado sábado a Adrien Broner en Las Vegas. En la pelea dominó con claridad y acabó retando a Floyd Mayweather para una posible revancha. Los rumores que unen sus caminos se han comenzado a multiplicar en las últimas horas, pero todo pudo irse al traste por una lesión ocular
En la rueda de prensa posterior al combate, Pacquiao mostró algún gesto de dolor en su ojo izquierdo y se lo frotó en varias ocasiones. Se apuntó desde Las Vegas a un posible refriado, pero Yahoo Sports informó del verdadero problema del púgil. Según ese medio, Pacquiao sufrió una lesión ocular y avisó a sus allegados el domingo que sentía dolor en su ojo izquierdo y había perdido visión. Ante ese cuadro, PacMan decidió no esperar y acudir a un especialista, que le recetó una pomada antibiótica, según reveló la revista The Ring.
El médico comunicó a Pacquiao que sufrió un rasguño en la córnea, una lesión que ya ha padecido en alguna ocasión y que se produjo, posiblemente, al rozar su ojo con la cinta que llevaba Broner en sus muñecas para proteger a su rival de las cuerdas de los guantes. Esta dolencia, de la que Pacquiao se volverá a examinar en Los Ángeles antes de regresar a Filipinas, le mantendrá un leve periodo fuera de acción, por lo que la hipotética revancha contra Mayweather no queda descartada. Antes de conocerse esa información, desde el entorno del filipino apuntaban a un posible desprendimiento de retina, un contratiempo que le hubiese hecho pasar por el quirófano y habría puesto en serio peligro su carrera boxística. Por suerte para PacMan, parece que no ha sido así y pronto podrá regresar a las dieciséis cuerdas como es su intención.

BOB ARUM: "EN USA LA GENTE CREE QUE EL MEJOR PESO PESADO ES FURY, NO JOSHUA"


ENRIQUE MELLADO
Marca.com

Al campeón del peso pesado de la WBA (Super), IBF y WBO, Anthony Joshua, le ha salido un nuevo detractor, en este caso el histórico promotor Bob Arum. Si su compatriota Lennox Lewis hace unas semanas decía que AJ "está muy feliz en Inglaterra, donde está protegido" y que "no quiere enfrentare a Wilder o Fury en este momento", ahora Arum le ha instado a pelear ya al otro lado del Atlántico.
"En Estados Unidos, si le preguntas a la gente cuál es el peso pesado número uno, creo que muchos te dirán que Tyson Fury y no Joshua", expresaba en BBC Radio5 quien estuvo ligado durante mucho tiempo a Muhammad Ali, y es que el estilo y el carisma del de Mánchester tras pelear con Wilder caló en la tierra de las oportunidades.
El empresario fue muy claro en sus argumentos: "Necesita desesperadamente venir a pelear en los Estados Unidos, y no lo digo porque sea estadounidense, sino porque, económicamente, este mercado sigue siendo el más importante, porque el pago por visión en los Estados Unidos tiene un potencial de 200 millones de dólares y alcanza 150 millones de hogares", explicaba. En este sentido, no le falta razón al antiguo rival de Don King, y es que el mercado americano no sólo otorgaría enormes beneficios al púgil de Watford, sino que también relanzaría su popularidad a nivel global.
Al margen de lo estrictamente económico, Arum fue crítico también con las decisiones tomadas por el equipo de AJ sobre sus rivales: "En lo que respecta a Joshua, creo que lo han mantenido aquí en el Reino Unido, luchando contra tipos que, en muchos sentidos, no tienen esperanzas. Creo que eso perjudica su credibilidad".
Según Eddie Hearn, que representa a Anthony Joshua a través de Matchroom Boxing, esta semana podría haber noticias sobre su rival. Cuando peleó con Povetkin en Wembley, el mítico estadio ya estaba reservado para el próximo 13 de abril. El principal candidato para medirse a AJ era Dillian Whyte, una vez ganó a Chisora.
Según Eddie Hearn, los representantes de Wilder no responden a sus llamadas, y con Tyson Fury no se ha pasado de unos mensajes de texto que el propio púgil mostró, pero de ahí no han pasado hasta ahora. En las últimas semanas los acontecimientos han dado un giro inesperado, y se podría anular la pelea en Wembley para ir directos a un duelo con Jarrell Miller en mayo en el Madison Square Garden.
En esta tesitura, y aunque AJ sólo tiene 28 años, el campeón corre el riesgo de convertirse en un caso Kltischko, que apenas salieron de Alemania -su zona de confort-, lo cual perjudicó a su popularidad y a los pesados, y por otra parte, Wembley puede perder su halo de las grandes noches si acude al templo a disputar peleas menores.

lunes, 21 de enero de 2019

AMANDA SERRANO BATE RÉCORDS Y LOGRA EL K.O. EN 37 SEGUNDOS


ÁLVARO CARRERA
AS.com

Gritó sacudiéndose toda la rabia, miró a su esquina y levantó su brazo derecho. 
Amanda Serrano fulminó a Eva Vorabeger y entró en la historia del boxeo al levantar el WBO del peso mosca. La puertorriqueña era la gran favorita, pero no se esperaba un exhibición de tal calibre. KO en 37 segundos y el título era suyo. A sus 30 años la puertorriqueña puede decir que ha ganado, al menos, un Mundial en siete divisiones diferentes, la mejor de siempre. Antes de subir al ring del teatro del Madison Square Garden estaba empatada con Manny Pacquiao (que alzó ocho, pero dos de ellos no eran por las cuatro organizaciones de mayor prestigio) y Óscar de la Hoya. Ahora esa posición privilegiada es suya en propiedad.
Serrano fue letal y Vorabeger se equivocó en su planteamiento. Mucho se había hablado del peso de la puertorriqueña. Debía bajar mucho (11,7 kilos con respecto a su última pelea) y los más escépticos dudaban de que pudiese hacerlo. Cumplió y se mostró fuerte en el pesaje. Serrano era consciente de su buen momento, pero sabía que debía cerrar muchas bocas... ¡Vaya si lo hizo!. Vorabeger también debió dudar de su estado físico porque salió a cruzar golpes sin cuartel desde el primer momento. Quería probar si la bajada de peso había mermado a su rival, pero falló.
Amanda Serrano entró encantada en la guerra y con un jab demostró que estaba rápida. Con un segundo golpe con la izquierda dejó tocada a Vorabeger, que tuvo que agarrarse. Estaba tocada y había pasado poco más de 20 segundos. Debía tomar aire y meter calma, pero se fue con todo muy desarmada. Concedió muchos huecos y Serrano le clavó un hook al hígado que la fulminó en 37 segundos. Sin oposición. Campeona en los pesos gallo, supergallo, pluma, superpluma, ligero y superligero y ahora también en el supermosca. Amanda Serrano es historia viva del boxeo.

MANNY PACQUIAO APLASTA A ADRIEN BRONER Y ESPERA YA A MAYWEATHER


Álvaro Carrera
AS.com

Manny Pacquiao regresó a Las Vegas con un único objetivo: postularse para una revancha contra Floyd Mayweather. Todos los pasos que ha dado en los últimos meses llevan a ese fin. El último fue elegir a Adrien Broner como rival para defender el WBA Regular (interinato de ese organismo) del peso welter. "Tienen un estilo muy similar", avisaba el filipino en la previa. Ya en la pelea, PacMan aplastó a Broner. Le ganó por decisión unánime (117-111, 116-112 y 116-111) y dejó un mensaje claro, puede dar la cara contra un púgil mas evasivo todavía. Mayweather fue al pabellón y le saludó ante de comenzar la pelea, después Pacquiao le mandó el órdago. "Decidle que vuelva, yo estoy dispuesto a pelear", apuntó sin titubeos. La pelota se queda en el tejado de Money.
Antes de esas frases, Pacquiao desarmó por completo a Adrien Broner, que hizo una versión actual de la película 'Toma el dinero y corre'. Broner cobró 2,5 millones de dólares (Pacquiao, 20) y entró al ring con la intención de agotar los asaltos más que ganar. Sabía que iba por detrás en la parte final, pero no se esmeró en intentar el KO. Le valía con salir en pie. Pacquiao lo bordó y él... pudo hacer más. Al filipino le costó dos asaltos leer la defensa que había armado Broner, pero fuera de ahí no tenía otro plan. El aspirante utilizaba su envergadura para intentar alejar al campeón y si eso no le llegaba le agarraba. Pacquiao debía amargar, esperar sus manos, esquivarlas y golpear. Eso hizo.
La sensación de paliza no fue mayor porque la evasión de Broner impedía a Pacquiao conectar más de dos manos consecutivas, pero aun así lo hizo en el séptimo y en el noveno asalto, cuando Broner lo pasó realmente mal. En ambas ocasiones se quedó demasiado estático, PacMan le acorraló contra las cuerdas y empezó a soltar manos a una velocidad endiablada. Fuera de esos dos momentos, el trabajo del filipino fue de pico y pala. Varió los planos de golpeo, logrando restarle muchas piernas, y también llegó bien al rostro, pero con 40 años Pacquiao no tiene la misma pegada que antes, y aunque así lo intentaron vender desde su entorno con el KO a Matthysse se notó.
Pese a ello, todas las cualidades que no tiene cómo hace diez años las sabe suplir con experiencia. Pacquiao nunca se precipitó, ni cuando Broner le agarraba por sistema o le empujaba. Sabía que tenía que talar el árbol para recoger los frutos. Y así lo hizo. Pese a esa tranquilidad, tuvo que arriesgar y se tragó contragolpes, era normal, el plan no podía ser perfecto al 100%, pero sí fue suficiente para lucir y mandar un mensaje al mundo y en especial a Mayweather: Manny Pacquiao está preparado para lo que sea y desde 2015 tiene una cuenta pendiente con Mayweather. La quiere resolver.

miércoles, 19 de diciembre de 2018

MUERE A LOS 44 AÑOS LA PIONERA CAMPEONA DEL MUNDO MARÍA JESÚS ROSA


JESÚS MÍNGUEZ
AS.com

María Jesús Rosa, primera española en proclamarse campeona mundial de boxeo, falleció este martes a los 44 años. Un cáncer traicionero, que apareció hace dos meses, acabó con la madrileña, que deja marido y dos hijos y una historia de superación detrás. "Este combate me parece que ya no lo ganamos", le dijo el lunes a Kike Soria, el hombre en su esquina durante toda su carrera, que acudió a visitarla al hospital de La Paz, donde estaba internada. "Nos estuvimos riendo aún así", recuerda el mánager.
María Jesús Rosa fue cuatro veces campeona de Europa del minimosca (la primera en 2002) y ganó el cinturón mundial de la Womens International Boxing Federation (WIBF) en Alcobendas en noviembre del 2003, derrotando a la estadounidense Terry Moss. La WIBF, con sede en Miami, era la única que otorgaba títulos mundiales femeninos, y todavía lo sigue haciendo. Entonces, las cuatro organizaciones principales (CMB, FIB, AMB y OMB) no habían creado todavía divisiones femeninas.
"Fue una pionera absoluta, la que abrió el camino en una época en la que hacíamos locuras por boxear y hasta la Federación Española nos ponía problemas", explica Soria con cariño hacia una deportista que ahora seguía formando boxeadores amateur en el barrio de El Pilar, su barrio. Rosa fue la segunda española con licencia profesional (la primera fue la barcelonesa Esther Páez) y marcó la senda a otras como Soraya Sánchez, Loli Muñoz y la actual doble campeona mundial Joana Pastrana.
Rosa marcó un hito en septiembre de 2005 en Karlsruhe cuando boxeó, y perdió con mucha polémica por decisión dividida, contra Regina Halmich por el cetro mundial del mosca. "Un combate que vieron 20 millones de personas en Alemania y no se pudo seguir en España", apunta Soria. Fue su única derrota en 20 combates y decidió colgar los guantes. Su cuerpo será trasladado este miércoles a las 09:00 al Tanatorio de Tres Cantos y será incinerada a las 15:00, el boxeo despedirá a su pionera con 12 toques de gong.

martes, 11 de diciembre de 2018

EL WBC ORDENA REVANCHA DEL WILDER VS. FURY


ÁLVARO CARRERA
AS.com

Hace menos de dos semanas que Deontay Wilder y Tyson Fury hicieron combate nulo en Los Ángeles (California, Estados Unidos). La polémica fue clara y la resaca ha sido larga. Desde el primer momento, sobre el ring, los dos púgiles revelaron su intención de deshacer el empate. Ambos han comenzado a calentar la pelea ya, incluso Fury ha pedido que sea en Old Trafford. Mucho ruido para que no se olvide y el acuerde llegue rápido, algo que ha facilitado el Consejo Mundial de Boxeo (WBC, en inglés).
El organismo que regula el título que ambos se jugaron la pasada semana votó, por unanimidad, en su junta de gobernadores, decretar una revancha inmediata. Un hecho que sólo refuerza la posición de Wilder y Fury, ya que deja en un segundo plano al aspirante oficial, Dominic Breazeale, que deberá esperar para volver disputar el título. El presidente del WBC, Mauricio Sulaimán, aseguró que la decisión viene dada por petición popular. "Dieron al boxeo una de las mejores peleas en esta división en mucho tiempo, lo que ha generado una gran demanda de los fans para ver una revancha", apuntó el mexicano.

LOMACHENKO UNIFICA CORONAS ANTE PEDRAZA


ÁLVARO CARRERA
AS.com

Vasyl Lomachenko pasó su mano derecha por su cuello en el undécimo asalto de su combate contra José Pedraza, creía que había terminado con su rival. Acababa de enviar al puertorriqueño por segunda vez al suelo y parecía la definitiva, pero no fue así. El ucraniano unificó los Mundiales WBA y WBO del peso ligero, pero no noqueó. Había anestesiado a sus últimos ocho rivales, pero por primera vez desde 2014 fue a las cartulinas. Agotar los rounds no fue un síntoma de debilidad, ganó con holgura por decisión unánime (119-107, 117-109 y 117-109) y sólo la campana evitó el KO en el penúltimo round. Lomachenko volvió de lesión, notó la inactividad, pero también volvió a maravillar.
El ucraniano boxea a ritmo de diesel y lo mostró de nuevo. Los tres primeros asaltos se dedicó a investigar cual era el camino de la victoria. Lanzando manos, pero sin correr riesgos. En el cuarto habitualmente sube un punto, pero en 2018 sólo ha podido pelear dos veces (la otra en mayo, ante Linares) por lesión y lo notó. Lució un tanto oxidado, una visión para la que no ayudó nada Pedraza, que exhibió una muy buena cintura y movilidad. No era un blanco sencillo, pero fallaba a la hora de atacar. Se esmeraba en quitarse manos, pero contestaba pocas. Ahí Lomachenko le hacía fallar y le contragolpeaba con gran dureza. Acumulando castigo.
Hasta el ecuador de la pelea Lomachenko iba dominando, pero no maravillaba. Se dedicó a trabajar confiado, variar planos y así restó oxígeno a su rival. Poco a poco se fue entonando y desde el décimo asalto fue el Lomachenko al que tiene acostumbrada a al afición. Su mejor punto del combate llegó en el undécimo round. Allí conectó una derecha, lo acompañó de un upper y de otros 35 golpes consecutivos. ¡Una barbaridad! Pedraza acabó cayendo con una mano abajo. Se repuso y replicó en la misma zona, de nuevo a la lona... pero otra vez se puso en pie y la campana le salvó. En el último round ambos decidieron dejarlo pasar, irían a las cartulinas. Lomachenko unificó y demostró que el oficio es una de sus señas de identidad, Pedraza que puede plantar cara a cualquiera. Ambos ganaron, pero sólo Lomachenko reinó.