martes, 8 de noviembre de 2016

ETERNO MANNY PACQUIAO

AS.com

Manny Pacquiao sigue siendo, libra por libra, una de las mayores fuerzas de la naturaleza del boxeo. El cinturón de peso wélter de la OMB ya tiene nuevo dueño en el senador filipino, que se deshizo del estadounidense de raíces mexicanas, Jessie Vargas, via decisión unánime tras los 12 asaltos. Las puntuaciones de los jueces fueron 118-109, 118-109 y la incomprensiblemente ajustada de Dave Moretti: 114-113. Pacman dominó, al menos, once de los asaltos y estableció su dominio desde el principio mandando a Vargas a la lona en el segundo round con un directo de izquierda.
Pasaron menos de siete meses desde el último "me retiro" de Pacquiao. Un adiós entonces recibido con escepticismo y que el mundo del boxeo hizo bien en tomarse a la ligera. El senador filipino volvió como un trueno (dejó su récord en 59-6-2 con 38 KO's) para demostrar ante Jessie Vargas que la edad es un mero número. Con sus 37 años dominó a Jessie Vargas (27) y capturó por tercera vez el mundial del welter. Ha sido campeón en ocho divisiones diferentes, aunque dos en organizaciones menores.
Para morbo, en primera fila de ringside del Thomas & Mack Center de Las Vegas estaba sentado el mayor verdugo de su carrera, Floyd Mayweather Jr, con su hija. Otro cuya retirada la gente no ha querido interpretar como algo definitivo. Y más después de aceptar la invitación de PacMan para acudir a la pelea. Ya se habla de la posibilidad de una revancha.
Escoltado hasta el ring por la actual Miss Universo, la filipina Pia Wurtzbach, Pacquiao demostró ser el de siempre y no dio opciones a su rival. A Jessie Vargas, que días antes dijo "para convertirme en leyenda debo vencer a una leyenda", no le queda otra que esperar...