lunes, 25 de abril de 2016

GOLOVKIN NO TUVO RIVAL EN WADE Y YA ESPERA A CANELO

EFE

La superioridad del púgil kazajo Gennady Golovkin volvió a quedar patente en la pelea de defensa del título de campeón del peso medio, versión Federación Internacional de Boxeo (FIB), al vencer por nocáut técnico en el segundo asalto al aspirante estadounidense Dominic Wade.
El poco tiempo que duró la pelea, disputada en el histórico Forum de Inglewood (California), no tuvo más interés que ver la gran condición física en la que se encuentra Golovkin, de 35 años, y la pegada demoledora que mantiene con ambas manos, pero especialmente con la derecha. Golovkin, que ya había castigado a Wade con un gancho de izquierda en el primer asalto, metió en el segundo un volado con la mano derecha que fulminó al aspirante estadounidense al mandarlo a la lona por tercera vez. Wade puso valentía y se levantó, pero el árbitro de la pelea, determinó que no estaba para seguir ni recibir un castigo más demoledor. Las apuestas se cumplieron; estaban 50-1 a favor de Golovkin, y el púgil kazajo, que reside en Estados Unidos, no falló a nadie. Nada más concluir la pelea, Gennady Golovkin pidió al campeón mexicano Saúl 'Canelo' Álvarez que apueste por una pelea entre ambos y que, de no hacerlo, le dé la corona que posee del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) para que pueda unificar todo los títulos. "Canelo" Álvarez expondrá su título el próximo 7 de mayo cuando se enfrente al británico Amir Khan. Si consigue la victoria entonces tendrá que enfrentarse a Golovkin, pero el promotor del púgil mexicano, el legendario Oscar De la Hoya, hasta ahora no ha querido el enfrentamiento entre ambos.
Golovkin tiene en su poder los títulos que reconocen la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y la FIB. El púgil kazajo, que mantuvo invicto, dejó la marca en 35-0, con 32 triunfos conseguidos por la vía rápida. Mientras que Wade, que también llegaba invicto a la pelea, la bajó a 18-1 y 12 triunfos logrados por nocáut."El poder de sus puños es real, es un gran campeón" reconoció Wade al concluir la pelea. "Los golpes que coloca son demoledores".