domingo, 6 de marzo de 2016

VICTORIA DE MARGARITO CON ÉPICA


Salvador Rodríguez
ESPN Digital

El ‘Tornado’ de Tijuana, Antonio Margarito, se levantó de la lona en el sexto asalto para terminar con un ayuno boxístico de más de cuatro años y lograr la victoria por puntos sobre el mexicalense Jorge ‘Maromerito’ Páez ante más de 10 mil fanáticos en la Arena Ciudad de México en una velada de Zanfer Promociones.
Las tarjetas fueron de 95-94, 97-93 y 96-93 para Margarito, quien sólo pudo sobrevivir a ese sexto asalto gracias a que Páez se cansó de tirar golpes y no pudo terminarlo, pues luego, con mejor condición física, fue por él y cerca estuvo de noquearlo en el décimo y último asalto.
Fue la primer pelea de Margarito en 51 meses y mostró que aún tiene fuelle para combatir de tú a tú, mas sufrió demasiado con un Páez voluntarioso que no pudo aguantar el ritmo y terminó cediendo la iniciativa, y la pelea, al ídolo tijuanense que volvió a demostrar que tiene imán con la gente.
La pelea resultó dramática y el público terminó por reconocer a los dos peleadores, a Margarito por la valentía de levantarse de la lona para ir en busca del nocaut y a Páez por ponerse de tú a tú con un hombre más grande y más acostumbrado a este tipo de guerras.
Con este resultado, Margarito mejoró a 39-8 y 27 nocauts, mientras que Páez se quedó con 39-8-2 y 23 nocauts.
Comenzó Páez con muchas fintas, tratando de marcar con el 1-2 pero pronto Margarito comenzó, con su jab a marcar el ritmo del combate; sin embargo, el ‘Maromerito’ logró cimbrar al tijuanense con una sólida combinación y recibió respuesta con castigo al cuerpo. En la esquina a Tony comenzaron a tratarle el pómulo derecho con la plancha helada.
La pelea llegó en el segundo round al terreno donde quería Margarito, en el corto, ahí cruzaron una gran cantidad de upers y fuertes combinaciones en las que Tony salió mejor librado, pero encontró a un ‘Maromerito’ valiente que ofreció castigo y dejó en claro que iba a combatir como quisiera el tijuanense.
Para la tercera ronda salió Páez a boxear, metió veloces combinaciones al rostro de Margarito que pese a ello no dejó de buscar la pelea. En algún momento se paró el mexicalense al tú por tú y nuevamente se vio favorecido Tony, pero al final una derecha portentosa de Páez aterrizó en el rostro del excampeón de forma espectacular.
El cuarto capítulo fue todo de Margarito, Páez no pudo boxear de nuevo, las piernas no le respondieron y no le quedó de otra que fajarse con el ‘Tornado’, quien acostumbrado y cómodo con la pelea en un metro cuadrado le metió cuantos upers quiso y comenzó a inclinar así la balanza.
Margarito volvió a apropiarse del quinto episodio, pero Páez no dejó de tirar los puños. Tony de nueva cuenta fue quien sacó ventaja de su estilo y capitalizó con combinaciones de cuatro o cinco golpes para mantener ocupado al de Mexicali en la defensa y no permitirle tirar como quisiera.
En el sexto renació Páez. Con un cruzado de derecha Páez mandó a la lona a Margarito quien muy lastimado se levantó como pudo y sobrevivió apenas el asalto gracias a que ‘Maromerito’ no pudo acabarlo porque se cansó de tirar golpes. La fanaticada vivió medio round de pie electrizada por las acciones en el ring.
Ya agotados salieron al séptimo a tratar de hacer daño, pero sin mucho éxito. Ya repuesto de los golpes Tony y su ligera mejor condición le permitieron ofender y recibir muy poco en contra, pues incluso hizo que Páez rehuyera al pleito en más de una ocasión y evitara el intercambio.
Ya más recuperado, comenzó a soltar las manos Páez en el octavo y con un volado de derecha logró que se pusieran de pie los fans, pero sin reversa Margarito fue por él y lo llevó contra las cuerdas y lo obligó a pararse de nuevo al intercambio, cerrando los dos muy fuerte en los últimos segundos del round.
Con más potencia y aire, Margarito fue por Páez que no pudo responder en el noveno ante tal presión y cerca estuvo de enviarlo a la lona con sus impactos, pero con más corazón que condiciones logró terminar de pie el round y hasta tiró una seguidilla de impactos que sorprendieron a Tony.
En el décimo, Páez ya no tuvo para competir y cerca estuvo de ser noqueado por un Margarito que trató de terminarlo antes de que sonara el último campanazo, lo cual obligó a que el público aplaudiera a ambos tras el final del combate.