viernes, 30 de diciembre de 2011

MARTÍNEZ RENUNCIA SIN CAUSA JUSTIFICADA



Chon Romero LATINOBOXING.COM

LOU DIBELLA, MARTÍNEZ Y SU EQUIPO, CREAN ENREDO DEL CUAL PUEDEN ARREPENTIRSE. MARTÍNEZ, COMBATE EN MARZO, PERO NO ACEPTARON QUE CHÁVEZ JR. LO HICIERA EN FEBRERO Y ESPERARA INACTIVO HASTA QUE SURGIERA LA CONTIENDA
CON EL ARGENTINO
Totalmente, desatinados, Lou DiBella y el monarca de los pesos mediano Sergio Martínez, que renunció el título del Consejo Mundial de Boxeo, por no cumplirse lo aprobado en la convención del organismo, combate con Chávez Jr. en el mes de marzo, cuando el mismo Martínez, no lo podía ejecutar por su compromiso el 17 de marzo contra Mathew Macklin. Además, amenazan de abandonar la cadena HBO, porque televisará el combate de Chávez Jr. contra Marco Antonio Rubio y futuros altercados !Qué penosa obsesión¡
El Consejo Mundial de Boxeo (CMB), determinó en su más reciente convención realizada en Las Vegas, que el campeón mediano regular
de ese organismo pugilístico Julio César Chávez debe exponer su cetro contra el monarca de diamantes de los peso medianos de la misma entidad pugilística, inmediatamente, sin poder hacer ninguna defensa libre.
La sentencia se dio, pero no se pudo cumplir, no por el Consejo Mundial de Boxeo, sencillamente, por tener compromisos contraídos los dos antes de purgarse la tirantezca situación por el organismo de boxeo. Sergio Martínez y su equipo no aplazaron el combate que realizarán el 17 de marzo contra el inglés Mathew Macklin que ocupa el séptimo lugar en las clasificaciones mundiales de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), y así, lo manifestaron y confirmaron en plena convención.
Julio César Chávez Jr. está programado a defender su liderazgo de 160 libras contra Marco Antonio Rubio el 4 de febrero próximo en San Antonio, Texas, que también será exhibido en la pantalla gigante de HBO. Entonces, qué deseaba el equipo de Martínez, que este expusiera su porción del monarcado del Consejo Mundial de Boxeo y Chávez Jr. no. Factible no sería jamás, y la oportunidad de exponer el cetro lo tendrán los dos, por no poderse enfrentar en el mes de marzo, y lógico, ese combate ya no se dará.
Cuando se discutió en la convención del Consejo Mundial este tema de Chávez Jr. y Sergio Martínez, lo que buscaba asegurarse el equipo asesor de "Maravilla" Martínez es, que la próxima defensa de Chávez Jr. después de la que ejecutará el 4 de febrero próximo, debía ser contra su homólogo Sergio Martínez y no otra defensa voluntaria y eso se obtuvo. Entonces: ¿A qué se debe en verdad la renuncia del título y el abandono de la cadena HBO?
Si no detuvieron la defensa que hará Sergio Martínez en el mes de marzo contra Mathew Macklin, para hacerla contra Chávez Jr. como se ordenó, entonces amigos lectores: ¿cuál es la rebeldía y obsesión contra el Consejo Mundial de Boxeo y Home Box Office (HBO)?
LAS CONSECUENCIAS DE PELEARSE SERGIO MARTÍNEZ Y SU EQUIPO, CON LA CADENA HBO, POR EXHIBIR LAS PENDENCIAS DE CHÁVEZ JR. Y TAMBIÉN CON EL PROMOVEDOR BOB ARUM, NO SON BUENAS SEÑALES PARA SU FUTURO PUGILÍSTICO
La renuncia del monarcado de los pesos medianos, no tendrá consecuencias para Sergio Martínez, ya he reafirmado que los boxeadores notables no precisan de cetros mundiales para obtener buena remuneración por sus presentaciones y mantener su hegemonía en el boxeo pagado. El problema surge, abandonando a la cadena de televisión HBO, líder en exhibiciones de combates de boxeo, y la guerra declarada al suscitado Bob Arum, que tiene los boxeadores claves para obtener ofertas multimillonarias Sergio Martínez.
Si con anterioridad, para el boxeador argentino ha sido arduo obtenerle contendientes calificados y de prestigio en su división, ahora será peor con respaldo de la cadena de televisión Showtime con presupuesto limitado para gastar en boxeo.
No veo la justificación de la renuncia de Sergio Martínez de su cetro del Consejo Mundial de Boxeo. Si fue precisamente, por no pelear con Julio César Chávez Jr. en el mes de marzo como se aprobó en la convención del Consejo Mundial de Boxeo, tiene que tener presente Martínez y su equipo que ni ellos mismo podían realizar el combate por estar Martínez en contrato para combatir el 17 marzo. Pero a su vez, se negaban aceptar que Chávez Jr. combatiera en el mes de febrero y se mantuviera en el gimnasio hasta que se lograra el combate contra Sergio Martínez, es una postura totalmente descabellada.
Lou DiBella, que en el pasado fue vise presidente del departamento de boxeo de la cadena HBO, le declara guerra, donde el más perjudicado será él mismo con decenas de boxeadores a quienes debe obtenerles tres combates por año. La cadena HBO, no lo juzgará solamente por el abandono de Sergio Martínez, más, por su propia actuación después de ser apoyado desde su salida de la empresa Home Box Office, para dedicarse a promovedor de boxeo hace ya casi diez años. La guerra tiene ganadores desde su declaración y dolorosamente, los perdedores serán Sergio Martínez y su equipo.
Además, con el hecho, le otorgan gran victoria a Julio César Chávez Jr. en la división de los medianos y apoyo total televisivo, que seguirá creciendo según su mejoramiento profesional, siendo más joven con once años menos que Sergio Martínez, que cumple 37 en el mes de febrero, quedándole dos años más quizás, de rendimiento normal en el deporte del boxeo.
EVIDENTEMENTE, LA INTERROGANTE FINAL ERA: ¿CONTENDERÍA CHÁVEZ JR. CONTRA MARTÍNEZ DE SALIR AIROSOS LOS DOS DE SUS COMPROMISOS DE FEBRERO Y MARZO?
El consenso pugilístico tenía las dudas, creen su mayoría que el suscitado Bob Arum, que promueve las refriegas del mexicano, prefería entregar el monarcado al Consejo Mundial y continuar su trayecto profesional sin el uniforme de boxeo del organismo que lo reconoce, ya que no determinaría la actividad pugilística ni pagas de Julio César Chávez Jr., por ser ya boxeador destacado y de demandas que no precisan de títulos mundiales.
Por otro lado, creo que no era el pensar de Chávez Jr. y su padre. Pienso que sí enfrentarían a Sergio Martínez, determinados de que es buen boxeador, pero no a la altura que se bailan los famosos tangos de Argentina. Ponían como determinación la poca campaña del argentino en 160 libras, y los pocos oponentes exigentes de su diadema mundial con los cuales ha expuesto su monarcado. Así mismo, sumaban y restaban la menos técnica de Chávez Jr. hasta ahora para boxear, paragonándola contra la de "Maravilla", e incluían las ventajas naturales de estatura, extensión de brazos a favor y sobre todo, once años de juventud que hace sentido.
Definitivamente, con éstos estratégico requerimientos a favor de Julio César Chávez Jr., el orgullo pugilístico familiar de los Chávez, dudé que apoyaran lo que se presume decidiera el promovedor Bob Arum y le exigieran el agarrón que ya no se dará, que será otra noticia desalentadora para el pugilismo finalizando el año 2011.
Si no combatiera contra Sergio Martínez, la reputación del joven monarca mexicano rodaría por el tapiz, y se ganaría coro adverso de "Mieditis", cada vez que abordara el cuadrilátero en protesta de negarse verdadera reexaminación y combate que también añorará la inmensa afición mundial de boxeo, por no poder apreciar las incidencias de pendencia anhelada que se diluyó al olvido total.
¡Incorporemos al BOXEO!

1 comentario:

Maxi dijo...

El que escribe esta nota es un idiota. Ojalá existiera en el boxeo gente con códigos y valores como Sergio Martinez que no se deja pisotear por las grandes cadenas y organizaciones.
Todos saben que el título regular debería pertenecer a él.
El negocio del boxeo con sus fallos y decisiones polémicas está destruyendo la credibilidad de todos los fans. Es bueno que alguien alce la voz y se haga respetat.
¡Aguante Maravilla!