domingo, 23 de enero de 2011

EL BOXEO, DEPORTE SIEMPRE "CUMPLIDOR"



José Sulaimán

Estuve escuchando por televisión un mensaje enviado por el presidente de México, Felipe Calderón, en el que nos invitaba a hablar bien del país como un apoyo para la confianza en general sobre nuestro pueblo; puede estar seguro el señor Presidente que en el boxeo —deporte que los detractores llaman de violencia y yo lo llamo el deporte del arte de la defensa personal en el que se usa el corazón para colocar a México en todos los mapas deportivos del mundo—, se ha demostrado durante todo el año 2010 que de frontera a frontera y de costa a costa, se realizaron 258 funciones de box, con llenos en muchas , sin el menor incidente que lamentar. ¡Ni uno solo!
Ello es demostración inobjetable de lo que hemos proclamado mil veces: el verdadero México es aquel del 99.9 por ciento de los mexicanos de trabajo y de esperanza, ese cuyo corazón es el pueblo mismo, ese que ve el boxeo con pasión y orgullo y da cerca de 23 puntos de rating en funciones boxísticas sabatinas a Televisa, TV Azteca y Cadena Tres. Es el deporte que le ofrecemos a todos los jóvenes mexicanos como una oportunidad para vivir en la luz y no en las tinieblas, con dignidad, con pasión y con gran oportunidad de ganar las páginas deportivas y espacuos de tv para convertirse en héroes deportivos de nuestra patria mexicana, como también lo probó la pasada magnífica Convención Mundial del CMB, organizada en Cancún, a la que asistieron más de 900 delegados provenientes de los cinco continentes de nuestro mundo.
Pasa el boxeo por momentos difíciles en todo el mundo, ya que algunas empresas de tv gigantes en países desarrollados tratan de imponer sus condiciones, hasta el grado de tratar de mover sus cartas en contra de organismos internacionales, de imponer estilos y monopolios que no van con el boxeo al tratar de convertirlo en un espectáculo, más que conservarlo en su forma tradicional, como un deporte dramático y pasional por naturaleza. Pasamos también por el enfrentamiento de algunos promotores interesados sólo en sus propios planes, sin reconocimiento ni respeto alguno a las instituciones que les abrieron las puertas del boxeo; algunos pugilistas que tras un inicio triunfal se olvidan de quienes los han proyectado al triunfo y la popularidad, y tantos y tantos representantes que vienen a quitarles con engaños de poder y dinero toda relación con los demás, hasta con sus propios entrenadores, para ver ahora más que nunca que los que ganan fortunas ya no sólo las dejan en los bares, si no en las manos de otros para terminar en la nada.
Independientemente de lo que tenga que hacerse para dirigir el barco a puertos mejores, tuve la oportunidad de estar cerca de algunos promotores y asesores cercanos, con quienes revisamos un proyecto de grandes peleas en este naciente 2011, en el que se proyectan muy interesantes combates que sin duda abrirán las puertas a un número de nuevas estrellas que cubrirán esta etapa de transición para la llegada de la nueva camada de ídolos; así como algunas peleas que se preparan entre algunos que ya han vivido en las estrellas, pero que buscan la culminación de una gran carrera, etapa que estoy seguro le deparará a México la continuación de esta viviente época de oro que se debe primordialmente al público mexicano, así como a un selecto grupo de gobernadores que finalmente comprendieron la importancia que tiene, como líderes que son, llevar a los hogares mexicanos esa pasión y alegría que el boxeo les da para paliar tantos problemas.
Bernard Hopkins, uno de los más grandes pesos medios de la historia, desesperado por subirse nuevamente al ring con Jean Pascal, en búsqueda de ese cinto diamante del CMB, que hasta ahora tiene un solo campeón en Manny Pacquiao, y que no pudo entregarse en la segunda disputa, por el empate Pascal-Hopkins. Julio César Jr. comprometido a defender con éxito su título mundial de plata el próximo sábado en Culiacán ante un rival que no le será fácil, pero cuyo triunfo le asegurará subir en abril o mayo a su pelea en disputa del campeonato mundial absoluto del CMB en manos del alemán Zbik, en una pelea que ya ha despertado gran entusiasmo en el gran país alemán y en México. El Canelo Álvarez también demostró una gran confianza en poder vencer a su próximo rival Mathew Hatton, quien tiene como estilo el de un fajador que siempre va para adelante lanzando golpes y que será la prueba más dura hasta ahora en su carrera por conquistar el título mundial, también en este 2011. Así es que nos esperan grandes peleas y sorpresas.
Me da la impresión de que el boxeo estadounidense está cayendo, como lo prueba el hecho de que ya no hay campeones mundiales de peso completo, que antes eran los reyes absolutos y nadie se les acercaba; otro hecho es que ahora un extranjero es la carta de taquilla más grande del momento: Manny Pacquiao de Filipinas, y son muchos los boxeadores foráneos que están dominando ese deporte en el gigante del norte, como por ejemplo Sergio Martínez, de Argentina, campeón mundial emérito de peso medio del CMB y muchos otros; debido principalmente al receso boxístico en el amateurismo de ese país, en donde les pagan mucho en el futbol americano, basquetbol, beisbol, donde sí existe una fuerte estructura deportiva y no tienen que golpearse para vivir y ser grandes.
Pienso que nadie duda que con o sin publicidad, el boxeo mexicano ha sacado siempre adelante la bandera nacional en el deporte mundial, pero realmente lo ha hecho con una infraestructura boxística inexistente; continuamos también sin pasos serios para la creación de una cultura deportiva, y seguimos dejando a todos los deportistas sin una planeación y ejecución de un deporte masivo que tampoco existe, pues los millones y millones de deportistas mexicanos independientes no tienen reconocimiento ni apoyo moral y menos económico. Ojalá que en un deporte tan pobre y con reducido apoyo como lo es el boxeo aficionado se planee la institución de una escuela nacional de boxeo, así como un gimnasio nacional de boxeo, tal como existe en Cuba y en muchos países de la ex República Soviética, de donde están saliendo la mayoría de los más firmes prospectos y campeones del momento, pues ya estuvo bueno de seguir tratando a nuestro boxeo como el “patito feo” del deporte mexicano, cuando es el boxeo el que le da tanto orgullo, triunfo y satisfacción a los mexicanos, para mí esto está llegando ya a lo decepcionante.
Muchas gracias y hasta el próximo domingo. Haga click en suljosblog.com noticias fotos y video.

1 comentario:

ok rick dijo...

¿Y el circo en el que los organismos han convertido el boxeo teniendo diferentes campeones (eméritos en su caso, regulares e interinos para que paguen canon por cada pelea de campeonato) ayuda mucho, señor Sulaimán?

Y los contínuos errores (bien por incompetencia o bien por recibir "desinteresados incentivos") de los mal llamados jueces, generalmente en decisiones localistas ya normales en todo el mundo, y que usted (en lo que al Consejo respecta) no hace nada por evitar no eliminando a es@s señor@s, ¿ayuda también, señor Sulaimán?