martes, 20 de febrero de 2018

DANNY GARCÍA VUELVE CON UN NOCAUT SOBRE RÍOS


ÁLVARO CARRERA
AS.com

"Llegar, ver y vencer". Esa famosa frase la pronunció Julio Cesar ante el Senado romano y fue la premisa que tomó Danny García en su regreso al cuadrilátero 350 días después de su primera derrota como profesional. Había muchas incógnitas, no las acabó de despejar todas, pero con un contundente KO a Brandon Ríos en el 9º asalto consiguió ratificar su vuelta y mirar de nuevo a los títulos mundiales del peso welter. Derecha al mentón y se acabó el combate. Ríos notó el óxido y lo pagó caro. García lució, el rival era propio, pero le faltó rapidez a la hora de terminar con el pleito y contundencia (pese al KO). Es un paso adelante, pero su ratificación en las 147 libras debe llegar ante los gallos.
Danny García y los suyos sabían que el estado de Ríos era un gran interrogante, pero un fajador lo es siempre y el texano fue al frente desde el primer minuto. Presionó a Swift y le conectó buenos crochet cuando lo logró arrinconar contra las cuerdas en algún momento. Llegó a sumar asaltos, pero la diferencia era clara. Danny García tenía su velocidad de siempre. Controlaba los ángulos a la perfección, se movía y percutía con gran rapidez. Además, se encargó de ir variando el golpeo, hizo un buen trabajo oscuro en la zona de flotación de Ríos, a quién le dejó fundido a partir del sexto asalto.
Ríos notaba el parón de dos años en la competición que tuvo entre 2015 y 2017. No es el mismo y tuvo que darse cuenta. Danny García dominó y lució. Un fajador incesante siempre luce contra un estilista. Todo estaba controlado, a Swift sólo le faltaba un KO que diese la vuelta al mundo para acabar de lucir. Llegó en el noveno asalto. Contrario al resto del combate, García tiró varias manos lentas, y Ríos, fundido, descuidó su izquierda por donde entró un crochet de derecha que le envió a la lona. Se quiso reponer, pero estaba grogui y el árbitro detuvo, acertadamente, la pelea. "Quiero títulos", espetó Danny. Deslumbró en el superligero, pero en el welter se le sigue viendo falto de pegada (hasta el KO apenas dañó a Ríos). ¿Está preparado para los grandes de la categoría? Él dice que sí, la oportunidad le llegará en breves. Es tiempo de demostrar.

No hay comentarios: