sábado, 2 de abril de 2016

BRONER NOQUEA A THEOPHANE Y QUIERE A MAYWEATHER

Salvador Rodríguez
ESPN Digital

Adrien Broner no tuvo problemas para vencer a Ashley Theophane la noche de este viernes en el DC Armory de Washington, D. C., y no desaprovechó la oportunidad para retar de una vez a Floyd Mayweather, su otrora amigo y protector que como respuesta tuvo una severa carcajada.
El cetro Superligero de la Asociación Mundial de Boxeo quedó vacante, toda vez que Adrien Broner no hizo el peso el jueves y Theophane, que era el único que podía quedarse con él al marcar el límite, terminó perdiendo.
Fue una pelea tranquila para Broner quien por momentos se dedicó a jugar con su rival, y aunque no fue arrollador, siempre se mantuvo en el mando de las acciones ante un peleador más chico, con menos pegada y sin la capacidad de ajuste para tratar de hacer de las suyas en el ensogado.
Adrien estuvo cerca de mandar a la lona a Ashley en el tercero luego de haberla visitado en el segundo, pero más por un tropezón que por un golpe de Theophane, quien se limitó a sobrevivir en algunos asaltos y en otros demostró corazón para seguir en el duelo.
Ya en el noveno, Broner volvió a lastimar al inglés, pero al ver sus dificultades para enviarlo a la lona, terminó por irse sobre él obligando al réferi a detener el combate al minuto y 10 segundos del citado capítulo.
Al final del combate, en el que Broner mejoró a 32-2 y 24 nocauts y Theophane se quedó con 39-7-1 y 11 nocauts, Adrien dijo que no iba a soportar los insultos que le dio Mayweather el jueves y aseguró que tratará de vengarlos.
 “Al final del día soy un hombre, y vengo de las calles, de la nada…. no voy a tolerar que alguien me insulte como él hizo”, dijo Broner. “Así que espero me quiera ver en un sparring o en una pelea… vamos a hacerlo”, añadió Broner, mientras Floyd se carcajeaba en la arena.
En otros resultados de la velada de Mayweather Promotions, Robert Easter Jr. noqueó al excampeón mundial Argenis Méndez en el quinto episodio tras un volado de mano derecha que mandó a la luna al dominicano.