jueves, 21 de enero de 2016

DANNY GARCÍA Y ROBERT GUERRERO, ESTE SÁBADO EN LOS ÁNGELES

BERNARDO PIATTI
ESPN.com

Danny García (31-0-0 con 18 KO) y Robert Guerrero (33-3-1 con 18 KO) protagonizarán este sábado en el Staples Center de Los Ángeles California, una atractiva batalla en 147 libras, donde el choque de estilos permite predecir un combate entretenido y de mucho intercambio.
Para esta batalla, el Consejo Mundial de Boxeo agregó un aliciente, al incluir su vacante cetro Welter, como premio para el vencedor. La decisión, en general, no ha caído bien. Se considera que ni García ni Guerrero, hoy reúnen los méritos suficientes para disputar ese cinturón. García ha realizado una sola pelea en 147 libras (contra Paulie Malignaggi) y Guerrero se ha visto mal en sus últimas presentaciones. Perdió ante Keith Thurman en marzo y en junio dos jueces le otorgaron una polémica decisión mayoritaria sobre el mexicano Aarón Martínez.
De todas maneras, más allá de la inexplicable decisión del CMB, los antecedentes de los dos rivales le otorgan a este combate una alta expectativa. Y son varios los argumentos para pronosticar una pelea de altos quilates. El primero, las urgencias de cada uno por regresar al primer nivel y merecer mejores bolsas en sus próximas peleas. No olvidemos que el 12 de marzo, el monarca AMB, Keith Thurman, defenderá su título ante Shawn Porter y nadie dude que los ganadores de estas dos batallas tienen una cita unificatoria a mediados de año.
El invicto Danny García es el gran favorito para llevarse la victoria, aunque antes deberá superar a un rival complicado, que se destaca por su gran corazón y especialmente, puede llegar a complicarle la estrategia debido a su guardia zurda. García, en su última pelea, mostró que la subida de división no afecta su desempeño físico. Por el contrario, hasta se mostró más veloz que de costumbre frente a un hombre escurridizo y elusivo como Paulie Malignaggi. No obstante, Guerrero será una prueba diferente ya que se trata de un oponente que siempre busca el intercambio y que le gusta acosar en la corta distancia.
Seguramente, García tratará de marcar el ritmo de la batalla mediante su jab de izquierda, soltar golpes por afuera con las dos manos y lastimar a Guerrero con su arma más mortífera: el gancho desde la media distancia. Desde lo técnico, Danny es superior al "Fantasma" Guerrero, pero ello nunca será garantía de combate ganado de antemano. Deberá trabajarlo, posiblemente, durante los doce asaltos. Es difícil, aunque no imposible, que la pelea termine antes del último round.
Robert Guerrero, como su apellido, es un verdadero guerrero del ring. Empuja, busca siempre el "tú por tú" donde suele ser muy peligroso y también complica a sus rivales con volados sorpresivos. Ante García se manejará dentro de esas dos opciones, evitando siempre caer en la media distancia donde los ganchos de García suelen hacer mucho daño.
Las similitudes físicas, impiden prever ventajas por ese lado y las diferencias técnicas favorables a García, pueden ser perfectamente compensadas con la mayor experiencia de Guerrero. Tal vez, las ventajas de Danny radiquen en su velocidad, su mayor efectividad en el golpeo y la precisión de sus impactos. Si se muestra todo el tiempo activo y concentrado, esos argumentos deberían permitirle a Danny García llevarse la pelea tranquilamente en las tarjetas.
Guerrero a sus 32 años mantiene intactas las características que lo hicieron crecer y ganar títulos mundiales en cuatro divisiones. Sin embargo, luego de una impresionante carrera amateur y catorce años como profesional, Guerrero ha comenzado a mostrar una merma lógica en su rendimiento. El estilo agresivo y de intercambio suele acortar las carreras y la suya transita, tal vez, por esa recta. Por esa razón, esta pelea es tan importante. La misma permitirá evaluar su declive o por el contrario demostrarnos que aún le queda gasolina en el tanque para intentar ser campeón nuevamente.
Lograr una victoria sobre Danny García, en lo previo parece poco probable, aunque para nada imposible. Ello porque no podemos apostar a un rendimiento perfecto de García, que en ese rubro. Luego de aquella épica victoria sobre Lucas Matthysse, en septiembre del 2013, él ha lucido muy intermitente. En la pelea siguiente, lo vimos perder ante Mauricio Herrera en marzo del 2014, pese a la decisión mayoritaria con que dos jueces lo beneficiaron ese día. Luego enfrentó a Rod Salka con una insípida victoria ante un rival inexistente; venció sin brillar a Lamont Peterson, otra vez por decisión mayoritaria, y en septiembre acabó con Paulie Malignaggi en nueve asaltos.
Danny García no es ni por asomo el de su momento de brillo, cuando se convirtió en la figura dominante de las 140 libras e incluso encontró su lugar entre los mejores libra por libra del planeta. Esta batalla de Los Ángeles para él también es una prueba decisiva. Si vacila, si no trabaja concentrado en el plan de pelea y determinado en buscar la victoria, Robert Guerrero le puede amargar el futuro.
Como sea, será una batalla entretenida, llena de acción e intercambio. Y si el intercambio de metralla es de primer nivel, hasta es posible que le perdonemos al CMB su equivocada decisión de colocar el título welter en juego, entre dos rivales que no recorrieron el camino correcto antes de merecerlo