martes, 8 de octubre de 2013

UN AGARRÓN AL BOXEO


JOSÉ MANUEL MORENO.

Viendo, sufriendo mas bien a la hora de ver el ¿combate? Klitschko-Povetkin, a uno le daban ganas de agarrarse. A lo que sea, a la vida, a la mujer (de uno), al alcohool... a cualquier cosa, después de ver a Wladimir agarrarse 168 veces a su rival en la pelea del sábado. Un jab y ¡splash! a bailar juntitos, debieron de poner de fondo "Bailar Pegados" de Sergio Dalma. Posiblemente una de las peleas más horribles de la historia de los pesos pesados, con el ucraniano desarrollando un boxeo absolutamente grosero por no decir increíblemente güarro. Y encima la marioneta del árbitro anotando caídas o knockdown cada vez que Klitschko cuan Big O, agarraba, arrastraba y tiraba a la lona al pelele Povetkin. Suerte han tenido todos que este simulacro de  pelea fue en la tranquila Rusia. Si esto se hace en América o en Europa Occidental, tenemos un problema de orden público y de los gordos. En fin, que el ucraniano añadió poca gloria a su inmenso y omnímodo historial.

3 comentarios:

Enrique Rodrigo dijo...

Para su información le diré que esa misma frustración es la que sentimos algunos (unos pocos)aficionados al ver los combates clónicos de Mayweather.

Por muy bueno e inbatible que Mayweather sea su victorias a los puntos resultan aburridísimas.

Oliver dijo...

Con Floyd Mayweather pasa lo mismo o peor. Admito que en este caso, el combate fue un bodrio. Pero no tiene nada que ver cómo peleó Vladimir aquí comparado como lo hizo ante Mariusz Wach, un tipo más alto y peligroso por su envergadura, aunque lento. Vladimir fue excesivamente cauteloso con Alexander Povetkin, casi más que con David Haye. Dirán "es muy grande", "usa su envergadura"...vamos a ver, es como si decimos respecto a Floyd "es muy rápido", y la rapidez le viene dada por la genética. En la forma se debate sobre cuestiones estéticas. En el fondo, Vladimir es tan dominante como Mayweather, y eso parece que no gusta a muchos. En el peso pesado de hoy es muy difícil hacer concesiones y estilismos.

Parménides Martínez dijo...

Estoy de acuerdo con Oliver, los hermanos ucranianos son inexpugnables, pero no es menos cierto que el boxeo de Vladimir es la fealdad y la gente no quiera pagar por ver eso.