domingo, 11 de diciembre de 2011

LAMONT PETERSON, AUXILIADO POR EL ÁRBITRO Y DOS JUCES, VENCE A AMIR KHAN





JOSÉ MANUEL MORENO. "BOXEO VELEÑO".

El boxeo y los campeonatos del mundo volvían a la capital del Imperio, Washington D.C. Más de 8.600 espectadores le dieron color a un combate que antes del mismo solo tenía un favorito: Amir Khan, una joven estrella (25 años) de este deporte, en su cuarta aparición en Estados Unidos. Antes que nada, empecemos por el final: Amir Khan no perdió la pelea, al contrario, fue superior a un Lamont Peterson que hizo un digno combate ante los suyos, pero nuestra cartulina nos indica un 115-112 para el británico de origen paquistaní. El primer asalto nos dejó la pauta del resto de la pelea. Mejor boxeo de Khan, alguna marrullería impropia de un pugilista de su clase y la única caída de la pelea que se contabilizó como tal. Peterson terminó de caer gracias a un claro empujón del campeón. El tercer asalto fue el primero que dominó Lamont Peterson, de natural estático en su forma de pelear, pero que no tuvo más remedios que correr, y nunca mejor dicho, ante un huidizo durante toda la pelea Amir Khan. Corrió tanto en el ring, que corrió hacia atrás como dudamos que lo haga el mismísimo Usain Bolt. Khan ha debido aprender mucho con Freddie Roach, camino este del Hall of Fame, pero también se ha hecho un boxeador menos limpio en un cuadilátero. A cada entrada cabeza baja de Peterson, quien solo era advertido de palabra, respondía con uno de esos empujones con las dos manos que tanto prodigaba Muhammad Ali y que nunca amonestaban los árbitros de la época. Khan, claramente en campo contrario, vió cómo el árbitro de la IBF Joseph Cooper le deducía un punto cuando estaba a punto de expirar el séptimo round.

Eran los mejores momentos del boxeador de Washington, quien en los pocos ratos en los que se paró su oponente, demostró gran pericia en el boxeo en la corta distancia. El pómulo derecho de Peterson, no obstante, empezaba a acusar el paso de la pelea y de los golpes, siempre en combinaciones rapidísimas, de Khan... antes de empezar a moverse o a correr directamente. La pelea estaba dos o tres puntos para el británico, quien ganó claramente los asaltos 9, 10 y 11, pero otra vez Cooper iba a quitarle un punto a Khan mediado el último round, ante la indignación de un Óscar de la Hoya, promotor de Khan, quien saltó como un hooligan en el ringside, increpando suponemos que duramente al árbitro, localista como pocas veces se ha visto en Estados Unidos en los últimos tiempos. Para el que suscribe, a pesar de esos dos puntos quitados al británico, victoria inapelable de este, como también dictaminó el juez puertorriqueño Nelson Vázquez, pero los estadounidenses George Hill y Valerie Dorsett se pusieron las gafas con las barras y estrellas y le dieron la decisión dividida, la victoria y los campeonatos del mundo WBA e IBF a su compatriota al darle ambos 113-112 en sus cartulinas.

En definitiva, un Amir Khan que ha perdido aquella frescura y genialidad de sus primeros combates en la élite y que ahora, sin duda perfeccionado técnicamente, también se ha vuelto inesperadamente marrullero en un ring. Peterson cumplió su papel, no pudo dar más, le plantó cara a una figura del boxeo, y el árbitro y dos de los jueces quisieron que cerca de la Casa Blanca ganara un afroamericano. ¿Les suena? La revancha, como dijeron ambos contendientes tras la buena pelea, está servida.

2 comentarios:

Oliver dijo...

Esta "derrota" del inglés lo aleja de mayweather, y acerca el combate de éste con Pacquiao. A Khan le falta todavía para poder foguearse con estos dos gigantes. Por suerte, la categoría está llena de buenos rivales que podría encarar en el futuro.

astrosoul dijo...

Normalmente sigo su Blog con cautela.
A partir de hoy lo seguiré haciendo con más cautela aún.
Olvida nombrar la puntuación que el juez da a Khan en la tarjeta ganadora (la suya guárdesela para cuando otro español de profesión amateur pierda por ahí un combate).Si usted cree que ganó Khan, perfecto,ultimamente queda claro que los que saben de boxeo no están opinando cada lunes como pescaderas.Si para usted el tema es un afroamericano como escribe usted que tiene que ganar s´o só pior que lo dice Obama, está usted aún confundiendo más al personal.
Escriba de otra cosa que pronto comenzará a decir que Muhamad Alí era un moreno de nombre Cassius Clay como otros hispano-críticos que andan sueltos por las TDTS.
Lamont Peterson digno campeón.
Paz